La batalla ganada de los pinos longevos (Pinus longaeva)

Fue en el año 1964 cuando un geólogo norteamericano mató sin saber al árbol más viejo del mundo. El científico se hallaba en el estado de Nevada (EEUU) con el fin de desgranar la historia geológica del lugar. Para ello, se ayudó de los árboles más longevos que veía (Pinus longaeva), a los cuales les sacaba muestras mediante un perforador para contar los anillos de crecimiento. Tan mala suerte tuvo que en un individuo, el perforador se le atascó. La única solución para poder recuperar el aparato, era talar el árbol.

Cuando se comenzó a obtener datos de las muestras tomadas, observó que con ese desacertado infortunio, acababa de matar al ejemplar arbóreo más longevo que se conocía hasta la fecha con 4.844 años. A ese árbol se le conoció como Prometeo, y conllevó la protección de las sierras que albergan poblaciones de esta especie en EEUU, el Pino longevo (Pinus longaeva).

Los Pinos longevos (Pinus longaeva), especies evolucionadas para durar y durar

Hace pocas semanas, el Servicio Forestal de Estados Unidos publicó la existencia de un ejemplar arbóreo que ha sido datado con 5.067 años. Literalmente, esta especie ya existía antes de que los egipcios construyeran las pirámides. La ubicación de este ejemplar no ha sido publicada para evitar actos vandálicos. De hecho, ni siquiera se han publicado fotos. En algún lugar de las Montañas Blancas, existe este ejemplo de supervivencia.

Pino longevo (Pinus longaeva)
Aspecto macabro de los Pinos longevos (Pinus longaeva). Fuente: Aryse.org

Los ejemplares de esta especie generan un tronco retorcido. Su corteza expulsa una resina que protege al árbol del ataque de parásitos y hongos. Viven en lugares extremos, a más de 3.000 metros de altitud. En zonas rocosas donde azotan vientos gélidos. De hecho, el aspecto de sus troncos es acorde con las sensaciones macabras que transmite el paisaje y el clima. Si bien es cierto que dicha resina es un combustible muy eficaz, la verdad es que los fuegos apenas han dañado las poblaciones de Pinos longevos. Esto se debe a que crecen de manera muy separada, minimizando las probabilidades de que el fuego pase de un individuo a otro.

La batalla ganada de los Pinos longevos (Pinus longaeva)

Con este hallazgo, son 10 los pinos longevos que superan los 4.000 años de edad. Sin duda, la evolución ha permitido convertir a estos individuos en auténticos ganadores. Supervivientes en un ambiente hostil. ¿Cómo lo hacen?

Lo que es cierto es que, aunque morfológicamente se parecen a otras especies de pino (por ejemplo, Pinus aristata), los pinos longevos poseen conductos de resina muy resistentes que consiguen llevar esta sustancia al tronco principal. Cuando esté se impregna, el escudo protector comienza a hacer efecto. Esta ventaja evolutiva se puede decir que ha tenido un éxito rotundo.

Además, en las zonas donde viven, los nutrientes son muy escasos. Por eso, no son muchas las especies vegetales capaces de sobrevivir. Esto disminuye la competencia. Digamos que los pinos longevos han decidido vivir austeramente, sin prisas. Creciendo lento pero seguro. Viviendo el momento. Un carpe diem en toda regla.

Acerca de nosotros

Víctor Zapata
Víctor Zapata

Comentarios

Roberto Robles
28 septiembre, 2017
¿Y de esos pinos tan longevos hay por España? Y yo que pensaba que los árboles más longevos eran los dragos como el de Tenerife o las secuoyas.

Deja un comentario