El desierto de los Monegros es uno de los parajes más emblemáticos de Europa. Durante años, las gentes que trabajaban estar tierras buscaban agua para poder traer cultivos que tuviesen una mayor producción. Embalses, canales y acequias están haciendo cambiar las condiciones ambientales de este magnífico desierto, quedando algunos rincones donde todavía prevalecen las plantas más características de este singular paisaje.

Entre la diversa fauna encargada de polinizar estas plantas, destacan las abejas melíferas. Su crianza ha sido uno de los oficios más antiguos para obtener miel, jalea real y muchos más bienes para el ser humano. Os presentamos está magnífica experiencia donde mezclaremos vegetación con apicultura. Sin duda, una actividad original y única.

NOTA: La posibilidad de observar y aprender de las colmenas viendo su interior queda pendiente de las condiciones climatológicas del día. Ante días fríos o con lluvia, abrir la colmena supondría una bajada importante de la temperatura de su interior pudiendo provocar la muerte de las abejas.

DIFICULTAD – Baja

INICIO Y FIN DE LA RUTA
Lastanosa (Huesca).

41º51´42.72´´ N 00º04´32.81´´W

DURACIÓN DE LA RUTA
4 horas
CARACTERÍSTICAS
Flora primigenia Paisajes de Monegros
Abejas y apicultura Vistas panorámicas
RECOMENDACIONES
Hay que llevar agua y algo de comer.

La ruta se hace por una senda fácil de caminar. Hay que llevar ropa cómoda y calzado apto para andar por el campo.

El sol puede ser traicionero. Llevad gorra y protector solar.

Además de la flora, descubriremos mucho más del mundo de la apicultura y de la importancia de las abejas para la conservación de la naturaleza. Dependiendo de las condiciones meteorológicas, podremos descubrir como es una colmena por dentro, su funcionamiento, la extracción de la miel, etc. ¿No os parece una experiencia inolvidable?

IDIOMA – Castellano

NÚMERO MÍNIMO DE PERSONAS – 5

¿Sois menos de 5? Pregúntanos, puede haber más amantes de la naturaleza en la misma situación que vosotros…

1
Partiendo desde cerca del colmenar, iniciaremos la ruta que sube hasta lo alto del cerro. Todo el trayecto estaremos acompañados por la colección de plantas que conforman las densas manchas de vegetación llamadas comunmente como “sarda”.
2

Vistas incomparables

Una vez arriba del cerro tendremos la oportunidad de disfrutar de magníficas vistas acompañados de la ermita de San Sebastián (finales del siglo XV). Podremos disfrutar de los paisajes que el viento y el agua han ido moldeando con el paso de los años.
3

Nuestras amigas las abejas

Si las condiciones climatológicas lo permiten, será el momento de ponernos el traje de apicultor y de conocer mejor el funcionamiento de una colmena por dentro. Es una sensación extraordinaria que recordaréis y contaréis.

Nos veremos en las instalaciones del apiario. También podremos quedar en el pueblo de Lastanosa, y desde ahí nos moveremos al colmenar.

Lucía Tarrafeta

Soy Ambientóloga, y estoy especializada en Biología de la conservación.

He crecido entre el desierto de los Monegros y el Pirineo, dos paisajes espectaculares y totalmente opuestos de los que estoy enamorada. Mi pasión por la naturaleza y su conservación me ha llevado a encaminar mis estudios y mi vida profesional a la investigación y a la educación ambiental. En mi tiempo libre soy apicultora y agricultora de un pequeño huerto ecológico.

Conocer el entorno que nos rodea es algo fundamental, pues vivimos gracias a los servicios ecosistémicos que la naturaleza nos da, y poder seguir haciendo un uso de ellos está en nuestras manos.

Comentarios de la actividad

Aún no hay comentarios

¿Qué te ha parecido?

Valoración