Nicotiana glauca, el Gigantón o Tabaco Moruno

El ataque de plagas es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la agricultura moderna. Normalmente  para combatir dichas plagas se utilizan compuestos químicos con efectos negativos sobre la biota y sobre el ser humano. Es por ello que se ha presentado en México un nuevo plaguicida capaz de luchar contra éstas pero formado por compuestos orgánicos. En concreto, este nuevo producto es capaz de atacar ciertas plagas comunes como el pulgón o la mosca blanca.

Sus creadores buscaron la manera de conseguir de la naturaleza sustancias capaces de luchar contra estas plagas, pero sin que afectasen ni a las propiedades de los cultivos ni a la fauna y flora nativa cercana. Entre las especies nativas que crecen en México, dos fueron de las que extrajeron los compuestos necesarios para realizar este plaguicida. La Ruda (Ruta graveolens) y el Gigantón o Tabaco Moruno (Nicotiana glauca). Es a esta segunda especie a la que le dedicaremos en esta ocasión la sección Conociendo especies.

El Tabaco Moruno o Gandul (Nicotiana glauca), una especie invasora en el mediterráneo.

Nativa de Norteamérica, Nicotiana glauca es una especie erguida con carácter arborescente.  Sus tallos son débiles y quebradizos, por lo que tienen un movimiento pendular cuando hace viento. Tiene unas hojas grandes que desprenden un olor desagradable cuando se rompen. Las flores son de color amarillo de hasta 5 cm de largo. El fruto es una cápsula que contiene en su interior numerosa semillas muy pequeñas. De hecho, el movimiento pendular de las ramas ayuda a la dispersión de dichas semillas de manera muy eficaz.

Semillas de Nicotiana glauca
Semillas de Nicotiana glauca

Las semillas de esta especie alcanzaron la región mediterránea adaptándose y propagándose con éxito a diferentes ambientes. Es una de las primeras especies con capacidad de germinar cuando se remueve un terreno. Es por ello que la podemos observar en solares, cunetas y terrenos baldíos. Además, su eliminación debe hacerse con cuidado debido a la capacidad de dispersión de las semillas. Digamos que es una especie que sabe sobrevivir aun cuando la intentan eliminar.  Por esa rusticidad, a veces se ha plantado como ornamental, lo que no ha ayudado a su erradicación de los territorios donde no es nativa.

Lo ideal es que si sales al campo y ves un individuo de esta especie en la Región Mediterránea actúes de las siguientes maneras:

  • Si el individuo es juvenil (solo hojas), es fácil de arrancar, así que no lo pienses y duro con él.
  • Si es más adulto (talo leñoso) y tiene flores pero no frutos, puede ser que tengas suerte y tengas un serrucho cerca (lo cual no es muy común, pero… ¿y si lo llevaras?), corta el ejemplar.
  • Si es adulto y tiene frutos, primero deberías tapar los frutos con un plástico y hermetizarlos lo máximo que puedas. Una vez hecho eso, ya podrías proceder con el paso anterior.

Está claro que no son situaciones fáciles (serrucho, plástico, gomas, etc…), pero al menos quedan expuestas las instrucciones para los diferentes casos.

En el Jardín Botánico Atlántico (Gijón), existe una zona dedicada a la flora invasora.

Los usos populares de Nicotiana glauca

En los lugares de donde es nativa, se han utilizado sus hojas en medicina popular para quitar los granos y las verrugas de la piel. A veces se mezclaban con manteca de cerdo para acelerar el proceso. La infusión de sus hojas también ha sido utilizada para lavar las heridas. Aunque hay que recordar que es una planta tóxica. De hecho, es prima-hermana del tabaco (Nicotiana tabacum), por lo que tiene un alcaloide parecido a la nicotina. Su nombre es anabasina, y sus efectos son similares a los producidos por la primera.

Además, en los últimos años se ha comprobado el uso de esta especie como patrón de injertos de berenjena y tomates. Comentan que salen de mayor tamaño, no cambian el sabor, y disminuye las plagas. Yo no lo he probado, pero puede ser otro uso para esta especie.

Flores de Nicotiana glauca.
Flores de Nicotiana glauca. Imagen extraida de https://labiomasa.wordpress.com

Pues queda presentada Nicotiana glauca. Allí donde le llamen Gigantón (área nativa), tenéis un importante recurso para la fabricación de plaguicidas orgánicos que tanta falta hacen. Allí donde le llamen Tabaco Moruno (invasora), podéis erradicarla por donde la veáis. A veces puede ser un buen desestresante.

Acerca de nosotros

Víctor Zapata
Víctor Zapata

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.