Bienvenidos a este cruce de caminos donde los arroyos de Valdecarrizo-Bodonal y el Moralejo nos dan la bienvenida al Monte de Viñuelas. Un lugar donde la naturaleza se ha tenido que adaptar a la presencia humana desde hace tiempo. Dichas adaptaciones han resultado en una exquisita mezcla que os queremos desgranar a través de todos los detalles que la vegetación nos ofrece.

Si os animáis a hacer esta ruta descubriréis una naturaleza diferente, una naturaleza de frontera donde flora y fauna se adaptan y evolucionan al ritmo de la historia.

DIFICULTAD – Fácil

INICIO Y FIN DE LA RUTA
Soto de Viñuelas (Madrid).

40º36´36.48´´ N 03º40´39.00´´W

DURACIÓN DE LA RUTA
2-3 horas
CARACTERÍSTICAS
Dehesas madrileñas Bosques de ribera
Praderas húmedas que nos mojan las piernas Caminos históricos entre campiña, pastizal y matorral mediterráneo
RECOMENDACIONES

Es una ruta sencilla, pero eso no quita que tengáis que llevar agua. Tendremos la oportunidad de parar y reponer fuerzas, así que podéis traeros algo ligero de comer.

Llevad ropa cómoda y calzado de campo. Además, si el zapato tiene cierta impermeabilidad, mejor ya que la hierba alta y húmeda puede mojarnos los pies.

Tendremos la oportunidad de disfrutar de buenas vistas, así como vegetación interesante. Fotografiar todo ello es una muy buena opción ¿verdad?.

También os aconsejamos traer prismáticos.

IDIOMA – Castellano

NÚMERO MÍNIMO DE PERSONAS – 7

¿Sois menos de 7? Pregúntanos, puede haber más amantes de la naturaleza en la misma situación que vosotros…

1

A las puertas del Monte Viñuelas

Al norte de la localidad madrileña de Tres Cantos encontramos un interesante cruce de caminos, los arroyos de Valdecarrizo-Bodonal y el Moralejo confluyen adentrándose en el Monte de Viñuelas, histórica formación del bosque mediterráneo y de dehesa cercana a Madrid.
2

La mezcla de sociedad y naturaleza

En este escenario, en el que se mezclan sociedad y naturaleza, nos encontramos ante un entorno de naturaleza humanizada rica, valiosa, llena de historia, y a la vez, frágil.
3

Frontera entre lo rural y lo urbano

La ciudad de Tres Cantos marca una frontera entre lo rural y lo urbano donde a pocos metros conviven usos industriales con pastizales y matorrales de uso ganadero.

La ruta se inicia desde la puerta de la tapia del Monte de Viñuelas. Siempre podremos vernos en algún punto de Tres Cantos y desde ahí nos podemos mover al punto de inicio.

Manuel Molina

¡Hola! Me llamo Manuel, soy Licenciado en Biología especializado en Ecología y Botánica, desde pequeño he sido una persona apasionada y curiosa del entorno. Me encanta transmitir lo que se sobre la naturaleza y una de las cuestiones que más me interesan es la relación entre naturaleza y la sociedad.

He trabajado activamente en asociaciones locales en la divulgación de los valores del entorno y he tenido la oportunidad de trabajar como botánico de campo en los Pirineos Franceses.

La zona que os quiero mostrar es la campiña madrileña y la rampa de la Sierra de Guadarrama, un territorio que conozco a la perfección y del cual os enseñaré sus secretos.

Comentarios de la actividad

5.00 based on 2 comentarios
8 febrero, 2018

genial, buena iniciativa

25 mayo, 2018

Ha estado genial. Muy interesante. El guia excepcional con grandes conocimientos del tema y una ruta muy bonita.

¿Qué te ha parecido?

Valoración

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.