En lo más profundo del Noroeste murciano se eleva imponente la Sierra de Villafuerte. Este lugar presume de ser uno de los medios naturales más ricos y biodiversos del Sureste Ibérico, gracias a una convergencia de afortunados factores como el clima o la orografía. Esta riqueza natural no tarda en mostrarse ante nosotros.

A medida que ascendamos por la pista que nos llevará al corazón de Villafuerte, seremos recibidos por exóticas formaciones geológicas casi lunares, entre las que destacan imponentes los llamados frailejones, a modo de guardianes pétreos.

Pero al alzar la vista descubriremos otra riqueza si cabe aún mayor y que convierte a esta sierra en un oasis de biodiversidad. Desde lo más alto de sus cumbres, hasta los profundos valles surcados por arroyos, pasando por bosques o roquedos, se despliega ante nosotros un sinfín de ambientes en los que florece la vida vegetal. No en vano, estas tierras pobladas de plantas exclusivas de las sierras béticas, propias de climas nórdicos o adaptadas a la vida sobre inhóspitos terrenos, son consideradas la joya de la corona de nuestra flora murciana.

Descubriremos también que el topónimo de Villafuerte no es casual, sino que nos habla de un pasado en el que estas recónditas alturas sirvieron de hogar a antiguos pobladores, de los que siguen quedando huellas y cuya presencia nos servirá para descubrir viejos modos de vida que nos pueden mostrar grandes lecciones en la actualidad.

A lo largo del camino deberemos estar atentos, pues nos hayamos en el hogar de mucha de nuestra gran fauna, cómo la cabra montés, el tejón, el Jabalí o las rapaces que sobrevuelan y habitan en las peñas, como el águila real o el buitre leonado; e incluso en un pasado reciente los majestuosos quebrantahuesos.

DIFICULTAD – Media-Alta

INICIO Y FIN DE LA RUTA
Embotelladora de agua Cantalar (Murcia).

38º08´37.34´´ N 02º09´59.41´´W

DURACIÓN DE LA RUTA
4 horas
CARACTERÍSTICAS
Biodiversidad vegetal murciana Orografía y geología clave
Vida ligada al agua Guardiane pétreos
RECOMENDACIONES

Parte del itinerario no tiene gran dificultad, pues se hace por pistas y caminos. Pero algunas sendas, especialmente la última bajada, son más complicadas por la pendiente y el terreno suelto en algunos tramos. Por lo que se recomienda ropa adecuada, buen calzado de montaña y un bastón, aparte de no dejarse llevar por el vértigo.

Sugerimos llevar cámara fotográfica para inmortalizar posibles encuentros con fauna, además de las vistas panorámicas que son extraordinarias.

Si la visita es en invierno hay que tomar las debidas precauciones (ropa de abrigo adecuada o calzado que agarre bien) pues el recorrido se hace a alturas que superan los 1500 m y puede haber nieve y hacer frío.

Dada la gran riqueza que atesora Villafuerte, debemos ser especialmente conscientes de no dañar y respetar la gea, fauna y flora.

IDIOMA – Castellano, inglés y francés

NÚMERO MÍNIMO DE PERSONAS – 5

¿Sois menos de 5? Pregúntanos, puede haber más amantes de la naturaleza en la misma situación que vosotros…

1

Camino a las fuentes y las peñas

Nuestro camino comienza junto a la planta envasadora del agua minero-medicinal de Cantalar. De ahí seguiremos una pista que pronto abandonaremos adentrándonos por caminos mucho menos transitados pero bien conocidos por la fauna. De este modo descubriremos multitud de ambientes, hasta alcanzar un rincón lleno de encanto.
2

La conquista del fuerte

Desde aquí, acompañados nuestros pasos por la esencia de tomillos y ajedreas, comenzaremos una pequeña ascensión camino a la cima de Villafuerte. A medida que avanzamos, seremos recibidos por aguerridos seres que habitan refugiados en la roca. Ellos nos darán la bienvenida al antiguo fuerte que en un pasado remoto dominó las alturas de Moratalla.
3

Senderos ocultos en la roca

Desde lo más alto podremos disfrutar de la espectacular panorámica que nos ofrecen las sierras béticas. Una vez preparados para el descenso nos dejaremos llevar con precaución por las sendas que se dibujan sutilmente en las laderas meridionales, para descender en poca distancia directamente al punto de inicio.

Nuestra experiencia por Villafuerte comienza en la embotelladora de agua de Cantalar. Podremos quedar en El Calar de la Santa, y desde ahí nos moveremos al inicio de la actividad.

David López García

Bienvenidos a Turismo Botánico.

En cuanto a mí, tengo la suerte de haber crecido en una pequeña aldea entre montes y estepas. Por eso mi medio siempre ha sido el medio natural y mi afán, su conocimiento y su conservación.

Siguiendo esta senda me licencié en Biología, especializándome en botánica y cursé un master en Conservación de Ecosistemas Mediterráneos. A la par, he tenido la oportunidad de investigar y trabajar sobre flora, viviendo situaciones ilusionantes, como contribuir a la supervivencia de especies amenazadas o descubrir especies nuevas para la ciencia.

Por otro lado, siempre que puedo, intento satisfacer mi anhelo explorador viajando con las plantas como excusa. De este modo he recorrido multitud de lugares, algunos transitados y otros no tanto, pero todos con una historia que contar.

Y aquí me hallo, con la intención de compartir mis humildes conocimientos y mi mayor vocación que es el amor por lo salvaje. Pues naturaleza somos y a ella nos debemos.

La montaña protectora

Tarifas

Número de personas Precio por persona
5-9 15 €
10-12 13 €
13-15 11 €
15-20 10 €
20-30 8 €

Los menores de 14 años tienen un 50% de descuento.

Comentarios de la actividad

Aún no hay comentarios

¿Qué te ha parecido?

Valoración

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.