Os damos la bienvenida a la laguna de Sariñena. Un oasis de agua rodeado de un paraje árido y seco, con vegetación de un pasado estepario. La formación de esta laguna sucedió hace menos de un millón de años. En sus orígenes respondía a una laguna salina, pero debido a los aportes de la agricultura de regadío, se transformaron las condiciones ambientales perdiendo su carácter salino. Un paisaje modificado por el hombre, pero no por ello con menos interés.

Si miráis alrededor, quizás no os imagináis que pudiera existir una laguna. Pues ante nosotros la de Sariñena, una laguna de carácter endorreico (os explicaremos su significado) que conforma este oasis en pleno desierto de Monegros.

DIFICULTAD – Baja

INICIO Y FIN DE LA RUTA
Sariñena (Huesca).

41º47´30.18´´ N 00º09´48.84´´W

DURACIÓN DE LA RUTA
4 horas
CARACTERÍSTICAS
Agua en el desierto Vegetación salina
Aves lacustres Flora mediterránea
RECOMENDACIONES
Llevad bastante agua (al menos 1,5 litros) y algo ligero para comer (fruta o frutos secos).

La ruta discurre por una zona fácil de caminar. Aun así, os aconsejamos llevar ropa y calzado cómodo.

En los meses más cálidos, procuraremos hacer la ruta temprano o al atardecer, ya que durante el trancurso de la actividad apenas tendremos sombras. Sea como sea, la gorra y el protector solar deberían ir siempre con nosotros.

En el caso de que la ruta la hagamos al atardecer, prepararos para el espectáculo del ocaso en la Laguna de Sariñena. Una escena única que ya de por si justifica la realización de esta actividad.

Tendremos la oportunidad de ver mucha diversidad de aves. Si tenéis prismáticos, traedlos. Habrá muchas oportunidades para hacer paradas y observarlas.

IDIOMA – Castellano

NÚMERO MÍNIMO DE PERSONAS – 6

¿Sois menos de 6? Pregúntanos, puede haber más amantes de la naturaleza en la misma situación que vosotros…

    1

    Adentrándonos en la laguna

    Comenzamos acercándonos a la protagonista de la ruta. Ya podremos disfrutar de unas vistas preciosas de la parte oriental de la laguna. Veremos plantas que son clave para el funcionamiento del ecosistema. Os explicaremos por qué.
    2

    Reductos de la sal

    A lo largo del recorrido nos vamos a encontrar restos del ecosistema que antaño poblaba el lugar. Antes de que la agricultura comenzara a transformar el paisaje, los suelos desnudos con costras de sal y plantas adaptadas abundaban en el pasado. Hoy quedan relegadas a pequeñas manchas en el paisaje.
    3

    Espartales y albardinales

    Seguimos avanzando y el ecosistema vuelve a cambiar. Gramíneas como el esparto o el albardín toman protagonismo. Acompañándolas, aparece un matorral mediterráneo con tomillos, aliagas y algunos pinos frutos de repoblaciones antiguas.

    Saldremos desde el Camino Sifón, en la localidad de Sariñena.

    Lucía Tarrafeta

    Soy Ambientóloga, y estoy especializada en Biología de la conservación.

    He crecido entre el desierto de los Monegros y el Pirineo, dos paisajes espectaculares y totalmente opuestos de los que estoy enamorada. Mi pasión por la naturaleza y su conservación me ha llevado a encaminar mis estudios y mi vida profesional a la investigación y a la educación ambiental. En mi tiempo libre soy apicultora y agricultora de un pequeño huerto ecológico.

    Conocer el entorno que nos rodea es algo fundamental, pues vivimos gracias a los servicios ecosistémicos que la naturaleza nos da, y poder seguir haciendo un uso de ellos está en nuestras manos.

    Un oasis en el desierto

    Tarifas

    Número de personas Precio por persona
    6-8 14 €
    9-12 12 €
    13-15 10 €
    16-25 8 €
    26-35 7 €
    > 36 6 €

    Los menores de 14 años tienen un 50% de descuento.

    Comentarios de la actividad

    5.00 based on 1 comentario
    29 enero, 2018

    La ruta ha estado muy bien, hemos conocido la flora y fauna más característica de la zona, con datos curiosos que, pese a ser residente cercano, yo no conocía. Se han cumplido los tiempos y el sol no ha molestado demasiado. Bonita mañana de invierno

    ¿Qué te ha parecido?

    Valoración

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.