Nos situamos cerca de la ciudad de Osaka, en concreto en una de sus ciudades dormitorio, Neyagawa. En la estación de tren de esta localidad, un Alcanforero (Cinnamomum camphora) resiste valiente el paso de los años. Más de 700 años en pie. Mientras tanto, la civilización ha ido desarrollando sus infraestructuras. El resultado ha sido un impresionante árbol dentro de una estación de tren en medio de la urbe, la muchedumbre y la polución. Sin duda, merece dedicarle un espacio en la sección de #conociendoespecies.

Fue en el año 1964 cuando un geólogo norteamericano mató sin saber al árbol más viejo del mundo. El científico se hallaba en el estado de Nevada (EEUU) con el fin de desgranar la historia geológica del lugar. Para ello, se ayudó de los árboles más longevos que veía (Pinus longaeva), a los cuales les sacaba muestras mediante un perforador para contar los anillos de crecimiento. Tan mala suerte tuvo que en un individuo, el perforador se le atascó. La única solución para poder recuperar el aparato, era talar el árbol.

A finales del pasado mes de Julio, la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente llevó a cabo una modificación en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, mediante la cual, 7 nuevas especies de seres vivos pasaban a estar “en situación crítica”. Actualmente son casi 200 las especies de flora y fauna cuyo futuro se encuentra seriamente amenazado. Entre esas nuevas 7 especies existe una planta. Un arbusto del sureste de la Península Ibérica conocido como la Jara de Cartagena (Cistus heterophyllus subsp. carthaginense). Es a esta especie a la que le queremos dedicar la sección #conociendoespecies.

El ataque de plagas es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la agricultura moderna. Normalmente  para combatir dichas plagas se utilizan compuestos químicos con efectos negativos sobre la biota y sobre el ser humano. Es por ello que se ha presentado en México un nuevo plaguicida capaz de luchar contra éstas pero formado por compuestos orgánicos. En concreto, este nuevo producto es capaz de atacar ciertas plagas comunes como el pulgón o la mosca blanca.