Vivimos en ciudades caóticas. Nuestras vidas parecen ir al ritmo de la inmediatez. Pero en medio de las grandes urbes, aún sobreviven espacios verdes de bienestar. Nos sentamos en el parque y vemos como el viento acaricia nuestro rostro y mueve las hojas apaciblemente. Caminamos por los senderos y admiramos las plantas que nos rodean. Nos envuelven sus aromas. Pero… Un momento ¿Realmente los hacemos o sólo es una visión idílica de lo que no vivimos?

Nos situamos cerca de la ciudad de Osaka, en concreto en una de sus ciudades dormitorio, Neyagawa. En la estación de tren de esta localidad, un Alcanforero (Cinnamomum camphora) resiste valiente el paso de los años. Más de 700 años en pie. Mientras tanto, la civilización ha ido desarrollando sus infraestructuras. El resultado ha sido un impresionante árbol dentro de una estación de tren en medio de la urbe, la muchedumbre y la polución. Sin duda, merece dedicarle un espacio en la sección de #conociendoespecies.

Post escrito por Walter Medina. Le damos la bienvenida y esperamos que colabore con más textos.

Verano de 2017, temporada de huracanes en el Caribe. El último de los huracanes en debutar en los telediarios de todo el mundo ha sido Irma. Tras pasar por diversas islas del Caribe toca tierra en Florida. Los medios hacen eco del desastre en la ciudad de Miami. Entre las diversas imágenes, se puede observar cómo el poder del huracán de categoría 5 es capaz de destruir la totalidad de los tejados de varios edificios así como inundar toda la zona costera. Y es que con sus vientos de más de 300 km/h Irma ha hecho gala de su poder devastador.

Fue en el año 1964 cuando un geólogo norteamericano mató sin saber al árbol más viejo del mundo. El científico se hallaba en el estado de Nevada (EEUU) con el fin de desgranar la historia geológica del lugar. Para ello, se ayudó de los árboles más longevos que veía (Pinus longaeva), a los cuales les sacaba muestras mediante un perforador para contar los anillos de crecimiento. Tan mala suerte tuvo que en un individuo, el perforador se le atascó. La única solución para poder recuperar el aparato, era talar el árbol.

Comienza Septiembre. El mes más proclive para que sea la vuelta al trabajo de muchos. El verano se va terminando. Los días cada vez se acortan más y pareciera que entráramos en una fase de nostalgia y decaimiento. ¡Pues no! Es el momento de empezar de nuevo con fuerzas, y las plantas tienen mucho que decir en esto. Así de primeras, os dejamos 5 flores que os van a ayudar a afrontar la vuelta al trabajo por su belleza, rareza u originalidad.

Después de empaparme de su historia, de fotografiar todos sus monumentos, y de intentar sobrevivir económicamente en París, ahí estaba yo. Aun aturdido e impactado por lo ocurrido en Barcelona, me encontraba ante la entrada del Jardin des Plantes. Enfrente mía, un gran espacio abierto dentro del entramado urbano de la gran ciudad. Un lugar donde han refugiado a miles y miles de especies vegetales de todo el mundo. Un espacio donde el silencio gana con creces al tumulto de la capital francesa.

Hasta ahora, la evolución de las flores era un enigma del que se tenían varias teorías, pero ninguna de ellas se podía proponer como la solución. Recientemente, investigadores europeos proponen que todas las angiospermas proceden de un único antepasado. Una primera flor que sirvió de espejo en el que mirarse para el resto, y que ha conllevado que las angiospermas dominen la tierra. Este artículo ha sido publicado en la revista Nature, y ha supuesto un vuelco total a las teorías de la evolución floral.

A finales del pasado mes de Julio, la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente llevó a cabo una modificación en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, mediante la cual, 7 nuevas especies de seres vivos pasaban a estar “en situación crítica”. Actualmente son casi 200 las especies de flora y fauna cuyo futuro se encuentra seriamente amenazado. Entre esas nuevas 7 especies existe una planta. Un arbusto del sureste de la Península Ibérica conocido como la Jara de Cartagena (Cistus heterophyllus subsp. carthaginense). Es a esta especie a la que le queremos dedicar la sección #conociendoespecies.